20 | 08 | 2019

Aquest dimarts, 21 de maig, és jutja a set companys/es, madrilenyes, que formaven part de l'organització de la manifestació del passat 16 de març a Madrid en defensa de l'autodeterminació.

El grup neo-nazi Hogar Social Madrid, que va presentar-se a la manifestació “L'autodeterminació no és delicte” i va intentar rebentar-la, posteriorment, va presentar una denúncia contra set companyes del servei d’organització, “per amenaces i delicte contra els drets fonamentals”.

Recordem que van ser més d'entitats les convocants de la Manifestació, per denunciar la criminalització de l'exercici del dret a l'autodeterminació, el @JudiciFarsa, la macro causa general contra el dret a decidir.

Entre les organitzacions convocants, un bon grapat eren d'arreu de tots el pobles ibèrics. També de Madrid i Castella (Madres contra la Represión, Red Roja, CGT, Coordinadora 25S, Izquierda Castellana, Marchas de la Dignidad, IU Madrid, PCE...). Del Madrid antifeixista, republicà i internacionalista.

L' extrema dreta de VOX exerceix d'acusació popular al #JudiciFarsa, en aliança amb el franquisme policial i judicial no netejat a la transacció, intentant convertir en delicte el dret a decidir.

Ara, via els neo-nazis d'Hogar Social Madrid, aquestes aliances amb el franquisme dels aparells d'Estat, volen convertir en delicte la tasca de garantir la seguretat de la Manifestació "La autodeterminación no es delito".

Els organitzadors asseguren que la brigada d'informació policial de Madrid està "utilitzant" Hogar Social Madrid per presentar la denúncia i que, a més, s'hi vol sumar un tercer delicte d'odi.

Aquest és el comunicat que han fet públic:

JUICIO Y MULTAS POR UNA DENUNCIA DE HOGAR SOCIAL MADRID CONTRA MILITANTES MADRILEÑ@S

El “macro-sumario general” contra el movimiento antifascista y republicano madrileño sigue sumando capítulos. Siete personas nos enfrentamos a un juicio por amenazas y a una multa por la Ley Mordaza por desenmascarar a miembros del grupo de extrema derecha Hogar Social Madrid, que con la complacencia de la Policía Nacional, pretendían reventar la movilización del pasado 16 de marzo: “No hay democracia sin derecho a decidir. Autodeterminación no es delito”, en la que participamos decenas de miles de personas. Est@s siete compañer@s formábamos parte del servicio de orden, coordinado por las entidades convocantes madrileñas y catalanas para garantizar el desarrollo y buen trascurso de la manifestación, e incluso una de nosotras intervino en el acto de cierre de la manifestación y era una de las personas que comunicó a Delegacion del Gobierno la convocatoria de la misma.

La Brigada Provincial de Madrid llamó a sus dependencias durante los días siguientes a la líderesa de “Hogar Social Madrid – Ramiro Ledesma” para proceder a denunciar a estas siete personas. Según el informe de la propia Brigada, el grupúsculo fascista HSM es una “asociación cultural-vecinal” y, por lo visto, digna de toda credibilidad. La estrecha colaboración entre los diversos grupos fascistas (no olvidemos que el HSM durante más de un año ocupó un edificio justo enfrente del Ministerio del Interior), las Fuerzas de Seguridad del Estado y un importante sector de la Judicatura, es una característica congénita de este Estado-Cloaca; sin embargo, en los últimos tiempos se puede apreciar cómo la maquinaria funciona cada vez con mayor sintonía para reprimir y desgastar el avance del movimiento popular.

Esta alianza de sectores afectos a una salida por la extrema derecha a la crisis del Régimen, en la que está a la cabeza y dirección el PP, se ve ahora reforzada con otras expresiones electorales de cierto éxito, como es el caso de Vox, azuzadas descaradamente desde el poder mediático.

Estas últimas denuncias se suman así a un largo historial de sanciones, juicios, detenciones, criminalización, etc que se vienen desarrollando con especial intensidad en Madrid contra la militancia republicana, antifascista e internacionalista; los casos son tantos que sirven para establecer un patrón preciso en el modus operandi y evidenciar su finalidad.

Pero desde luego que el Régimen del 78 con su “policía patriótica” y sus jueces afines, ni tampoco con sus tontos útiles -las bandas fascistas-, detendrán el avance de los proyectos republicanos y los procesos constituyentes en el conjunto de pueblos del Estado.

Nos vemos el 21 de mayo en los juzgados de Plaza Castilla.
Frente al régimen monárquico y su represión, solidaridad.
¡No Pasarán! ¡Venceremos!

Número cuenta para aportaciones solidarias: ES78 2100 2124 6101 0041 3024

Per avui mateix, hi ha convocada, a Madrid, una concentració de suport: 21 maig a les 11.30 h a la Plaza Castilla.

Font:

realitat

Real time web analytics, Heat map tracking

Aquest lloc web utilitza galetes -pròpies i de tercers- per recopilar informació estadística sobre la navegació i per mostrar publicitat. Si continues navegant, es considera que n'acceptes l'ús.