Imprimir
USA

La Federación Sindical Mundial (FSM), en representación de 105 millones de trabajadores en todo el orbe, se solidariza con la clase obrera estadounidense y sus movilizaciones en el día 20 de julio en protesta contra el racismo y en reivindicación de un mejor sistema de asistencia sanitaria y medidas de seguridad ante la pandemia de coronavirus.

La gran familia sindical clasista de la FSM siempre ha luchado firmemente contra todo tipo de explotación social y económica, enfatizando la lucha contra el racismo y las discriminaciones. Para los sindicalistas clasistas no existe que una sola clase obrera mundial y, por lo tanto, la lucha contra el racismo es una lucha contra el sistema capitalista que genera las desigualdades y las discriminaciones.

Además, la FSM denuncia la feroz represión que desató la clase dominante de EEUU contra los manifestantes y declara que seguirá de paso firme del lado de la clase obrera estadounidense, respaldando sus justas reivindicaciones.

Llamamos a los sindicatos de todo el mundo a apoyar esta movilización, a expresar su internacionalismo y solidaridad con la clase obrera que vive y trabaja en los EEUU. Al apoyar esta lucha, hemos de ayudar a la proyección de los verdaderos problemas, las verdaderas causas que los generan y los reproducen. Hay que colocar en la primera línea unas reivindicaciones que satisfagan las necesidades contemporáneas de los estratos populares. Además, hay que desenmascarar el papel de lacayo que desempeñan las cúpulas sindicales oficiales, sometidas al sistema capitalista. Hay que forjar una auténtica unidad de todos los trabajadores, desempleados, pensionistas, los sin hogar, los pobres, independientemente de su género, religión, color de piel e idioma. Solo así podemos aspirar a un futuro mejor, con libertad y justicia social.

El Secretariado

Fuente:

Federación Sindical Mundial

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.