Sábado, 25. Noviembre 2017

Rompamos el bloqueoEl presidente estadounidense Donald Trump anunció este viernes el endurecimiento de las políticas contra Cuba, al hacer oficial la suspensión del último acuerdo suscrito por la anterior administración de Barack Obama. »Acabo de suspender el último acuerdo de la pasada administración«, afirmó Trump y prometió endurecer las políticas de bloqueo hacia la isla, que llevan más de medio siglo impuestas. Entre esas acciones Trump eliminó los viajes particulares, permitidos hasta ahora. Trump aseguró que »cuando Cuba esté lista para tomar acciones concretas, nosotros negociaremos un acuerdo que sea justo«. »Con el favor de Dios, una Cuba Libre es lo que nosotros vamos a alcanzar muy pronto«, afirmó.

Los anuncios de Trump
- Aumenta las restricciones de viaje para recrudecer la prohibición del turismo de los Estados Unidos a Cuba.
- La política reafirma el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba.
- Se opone a las convocatorias en las Naciones Unidas y en otros foros internacionales que apoyan a Cuba y piden el fin del bloqueo.
- Los viajes con fines educativos no académicos se limitarán y tendrán que ser en grupo.
- Se prohíbe el viaje individual autodirigido permitido por la administración Obama.
- Los cubano-americanos podrán seguir visitando Cuba y enviar remesas.
- La nueva política limita las actividades económicas con empresas vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias.
- Restringe las posibilidades de negocios con las empresas públicas de Cuba, donde labora la mayor parte de los cubanos.
- Mantiene que las entidades estadounidenses puedan desarrollar vínculos con el sector cuentapropista.
- El memorándum dirige a los Departamentos de Tesorería y Comercio para iniciar el proceso de emisión de nuevas regulaciones dentro de los 30 días.
- Los cambios de política no tendrán efecto hasta que los Departamentos hayan finalizado sus nuevas regulaciones, un proceso que puede tardar varios meses.
- NO restablece la política de “pies secos – pies mojados”.

El mandatario arribó este viernes a la ciudad de Miami, en Florida, con la intención de revertir varios aspectos de las medidas de acercamiento a la isla, impulsadas por su predecesor. Con esta decisión, los viajeros estadounidenses podrán realizar pagos al sector privado, pero no tendrán la opción de recurrir a muchos hospedajes o servicios gestionados por empresas estatales.

La decisión de Trump genera división en el seno del país. Pese a la aprobación de políticos como Rubio y el representante Mario Diaz-Balart, esta medida es vista como algo negativo por varios representantes del Congreso, quienes exhortaron al mandatario a mantener las relaciones con la isla.

El proceso de acercamiento entre ambas naciones es apoyado por el 65 por ciento de los estadounidenses, según un sondeo difundido esta semana. Asimismo, el Gobierno francés, uno de los países que celebró el acercamiento de posturas iniciado en 2014, reiteró su respaldo a las medidas impulsadas en su momento por Obama hacia Cuba.

Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba fueron retomadas el 17 de diciembre de 2014. Desde esa fecha, ambas naciones han elaborado una veintena de acuerdos bilaterales, referentes a temas económicos, marítimos y comerciales. Sin embargo, pese a los avances, el Gobierno cubano mantuvo su postura de que las relaciones no serían ideales de mantenerse el bloqueo que ejerce la nación norteamericana a la isla.

Fuentes: TeleSur, Cubadebate / RedGlobe

Real time web analytics, Heat map tracking
Ähnliche Beiträge

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.