China condenó este miércoles la fallida incursión armada en Venezuela, el reciente ataque con un rifle a la embajada de Cuba en Estados Unidos de Norteamérica (EEUU), y el asedio constante del Gobierno de Washington contra Beijing por el Coronavirus.

En rueda de prensa, Hua Chunying, vocera del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, manifestó que su Gobierno se opone con firmeza a toda acción violenta perpetrada contra las representaciones oficiales.

Asimismo, deploró la fallida incursión armada en Venezuela que buscaba provocar la desestabilización de la nación Bolivariana que derivara en un Golpe de Estado contra el presidente legítimo de la República, Nicolás Maduro.

La vocera rechazó la violación de la soberanía de la nación Bolivariana por cualquier medio o excusa, además de llamar a priorizar el bienestar del pueblo, trabajar juntos para salvaguardar la estabilidad nacional y promover la resolución pacífica de la situación allí.

China siempre se pronunció por respetar la Carta de la ONU y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales frente a la política de hostilidad de Estados Unidos hacia el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Hua Chunying instó a Washington a tomar las medidas necesarias para garantizar la debida protección a las sedes y personal diplomático presentes en su territorio de cualquier daño, tal y como dispone la Convención de Viena de 1961.

Recientemente, criticó que Washington aplique más sanciones con carácter extraterritorial a Venezuela, Cuba e Irán en detrimento de la salud pública del pueblo justo cuando la pandemia de la Covid-19 se propaga por el planeta, señala una nota publicada en el portal de TeleSUR.

La cancillería china denunció el impacto negativo de las medidas punitivas de la Casa Blanca en el desarrollo socioeconómico de dichas naciones y la atención médica a su población.

En su intervención, la portavoz remarcó el asedio de EEUU contra China respecto al origen del nuevo Coronavirus, que Washington alega salió de un laboratorio de la ciudad de Wuhan.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, “no puede presentar pruebas” de que el nuevo coronavirus salió de un laboratorio chino “porque no las tiene”, indicó la representante de la cancillería.

“El señor Pompeo se expresó en varias ocasiones pero no puede presentar pruebas”, dijo a la prensa la portavoz Hua Chunying.

“¿Y por qué? Porque no hay ninguna”, estimó, y dijo que la cuestión del origen de la epidemia hay que dejarla a los expertos científicos “y no a los políticos que mienten en función de sus necesidades de política interna”.

 Prensa Digital MIppCI / TeleSUR / AVN

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)