Congreso del Partido Comunista Alemán. Foto: RedGlobeLos delegados del 21 Congreso del Partido Comunista Alemán (DKP), que se celebraba este fin de semana en la ciudad de Frankfurt, reafirmaron la identidad marxista-leninista de su partido. En los meses anteriores, representantes de corrientes minoritarios del partido habían atacado esa definición como »estalinista« y acusaron a los representantes de la mayoría del partido que pretenden reconstruir métodos del terror contra gente que defienda otras opiniones. Sin embargo, una gran mayoría de los delegados no se dejó confundir y reafirmó esa lema de identidad comunista.

Ya antes de la votación, el Embajador de la República de Cuba en Alemania, René Mujica, leyó el mensaje del Comité Central del Partido Comunista de Cuba a los camaradas alemanes: »Las ideas y los fundamentos del Marxismo-Leninismo muestran su innegable actualidad y vigencia en momentos en que el capitalismo mundial sufre una crisis de carácter estructural. La humanidad se enfrenta a los retos y peligros más graves de su historia, la acelerada destrucción del medio ambiente y su secuela de desastres naturales, las guerras de rapiña imperialistas que se imponen como doctrina política y como un intento de nuevo reparto de las riquezas del Tercer Mundo en beneficio de un puñado trasnacionales.«

Las decisiones del Congreso muestran como se han aclarado las posiciones dentro de las filas comunistas alemanas. En el anterior Congreso hace dos años, la corriente reformista, hasta entonces mayoritaría, había perdido el apoyo de los delegados, tras un balance desastroso de su gestión. En ese momento, Patrik Köbele asumió la dirección del DKP. Desde ese entonces, el Partido Comunista Alemán volvió a insistir en su perfil de partido revolucionario de clase. Ese rumbo fue reafirmado este fin de semana.

Los delegados decidieron que el Partido Comunista Alemán se presentará en las próximas elecciones federales que se celebrará en el año 2017. Sería la primera vez desde hace décadas que el DKP participa en tales elecciones no sólo de manera simbólica, sino de hecho. Sin embargo, Köbele afirmó que la meta no será ganar representación parlamentaria, sino el fortalecer del DKP.

Para ese objetivo, los delegados también aprobaron la reedición del tradicional Festival de su semanario Unsere Zeit, vocero del partido. Ese evento se realizará del 1 al 3 de julio de 2017 en la ciudad industrial de Dortmund, en el oeste del país.

Otra moción propuesta por la dirección federal del partido fue que el DKP acabe su afiliación como observador en el Partido de Izquierda Europea. Por falta de tiempo no se podía decidir asunto, así que convocaron un tercer día del Congreso, que se celebrará en febrero o marzo del año próximo.