19 | 09 | 2019

Que nos unimos a los compañeros y compañeras de la Sección Sindical de CGT en IVECO y a toda la plantilla al expresar que lamentamos la pérdida de la compañera. En estos momentos, es prioritario trasladar el afecto y el cuidado a su familia, amistades y compañeras y compañeros.

Verónica no era afiliada a CGT, ni se puso en contacto con esta sección sindical pero desde nuestro sindicato estamos poniendo todos los medios para que se depuren responsabilidades, como hacemos cuando se vulneran los derechos de cualquier persona trabajadora, sin importarnos cual sea su afiliación.

Que los compañeros y compañeras de la Sección Sindical de CGT en IVECO han manifestado que “no harán ningún tipo de declaración como organización a ningún medio por respeto a la situación de dolor que atraviesa la familia, los amigos y los compañeros de la planta en la que trabajaba Verónica, para preservar su intimidad y privacidad hasta que las investigaciones que se están llevando a cabo no hayan finalizado con los resultados y las responsabilidades que se deriven”. Y por lo tanto, pedimos el respeto a su decisión.

Dentro de nuestra lucha por los derechos de la clase obrera, en CGT nos movilizamos por cada muerte en el ámbito del trabajo y seguimos actuando cada día para que las empresas, al menos, cumplan con la legislación vigente en materia de Prevención y actuación por acoso laboral y/o por razón de sexo. Y en las empresas que no lo cumplan, desde la CGT llevaremos a cabo las acciones que estimemos oportunas para que los centros de trabajo sean espacios seguros.

Pero las personas y la sociedad también tenemos una responsabilidad individual y social para no participar activa o pasivamente en la violencia y/o el acoso en todos los órdenes de la vida. Conocer unos hechos y no actuar en defensa de la víctima, al menos, informándola, informando a la empresa, al centro escolar o a las autoridades competentes para que se responsabilicen de proteger a las víctimas, nos haría cómplices silenciosos de las situaciones de violencia contra las personas, pero tampocose puede responsabilizar de forma irresponsable a toda la plantilla de IVECO de algo de lo que son culpables unos pocos.

Del mismo modo, se debería evitar en los medios de comunicación expresar comentarios irrespetuosos al aludir a las víctimas. Para que no se normalicen o banalicen situaciones de acoso y no se revictimice a las personas agredidas, no han de permitirse comentarios machistas, sexistas ni morbosos. Los medios de comunicación tienen una importante función educativa a través de su propio ejemplo para prevenir y actuar en situaciones de acoso escolar, laboral y/o por razón de sexo.

¡Sigamos construyendo un mundo mejor para todas!

¡Las persona ssomos lo primero!

Fuente:

CGT - Confederal

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.