Miércoles, 18. Octubre 2017

antifa logoEl Partit Comunista del País Valencià muestra su más absoluta repulsa ante las agresiones ultras de este 9-O y denuncia la pasividad de la Policía frente a los agresores, que durante la marcha pudieron agredir, insultar y escupir a los manifestantes pacíficos.

Además, consideramos vergonzosa las afirmaciones de la Delegación del Gobierno a través de las redes sociales asegurando que se había ”garantizado la seguridad y la integridad física de los manifestantes”, cuando la realidad dice todo lo contrario, como puede comprobarse en numerosas imágenes y videos de la manifestación. Exigimos, por tanto, la dimisión o el cese del Delegado del Gobierno en Valencia por permitir y justificar lo que ha sucedido este 9-O.

Desde el PCPV observamos con preocupación el auge de la violencia agitada en las calles por Partido Popular y Ciudadanos y que está siendo capitalizada por grupos ultras en toda España, y este lunes, en Valencia.

Tras banderas y símbolos pretendidamente democráticos se están justificando agresiones de todo tipo, y un amplio sector de la población está siendo instrumentalizado por la extrema derecha para lanzarla contra quienes no comulgan con su visión totalitaria de una España que sólo puede imponerse por la fuerza, y que es muy distinta a la España democrática y plural por la que nosotros/as luchamos cada día.

Por todo ello, el Partit Comunista del País Valencià considera urgente impulsar una mesa de fuerzas políticas y sociales de todo tipo que compartan esta preocupación, para valorar y afrontar el futuro próximo, y para trabajar por evitar que vuelvan a producirse vergonzosos hechos como los de hoy.

Valencia, 9 de Octubre de 2017

Fuente: PCPV / RedGlobe

Real time web analytics, Heat map tracking
Ähnliche Beiträge

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.