19 | 11 | 2019

El pasado 24 de agosto de 2019, la Asociación 24 Aôut 1944 de París, pudo llevar a cabo la gran celebración del 75º aniversario de la liberación de París por los españoles enrolados en la 2ª División Lecrer, formando parte de la Compañía conocida como La Nueve.

La mayoría de los integrantes de La Nueve eran anarcosindicalistas afiliados, a la CNT y de principios libertarios, algo ya demostrado por historiadores. Y la gran parte de los miembros de la Asociación 24 de agosto de 1944 son descendientes de personas exiliadas con principios libertarios. Por ello, se pusieron en contacto con la Confederación General del Trabajo (CGT) para pedir colaboración en la realización del mural. La compañera de Memoria Libertaria de CGT, Charo Arroyo, llevó a cabo la gestión y transmitió la ayuda se encargó de atender a la asociación colaborando para ayudarlesen lo que necesitaran. El mural, finalmente, fue descubierto por la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

En las intervenciones oficiales de este acto conmemorativo se destacó el valor de los combatientes por la defensa de las libertades y la democracia. También se señaló el desconocimiento de importante hazaña para la historia de estos héroes, tanto en Francia como en sus diferentes lugares de origen.

Fue destacable la intervención de la hija de Federica Montseny, Vida Esgleas, agradeciendo el reconocimiento a su madre al poner su nombre en el jardín cercano al lugar en el que luce el mural de La Nueve.

El 24 de agosto por la tarde, la comitiva participante en los actos conmemorativos se dirigió al Jardín de los Combatientes de La Nueve, situado en el Ayuntamiento de París. Ante la placa conmemorativa intervinieron personas de la asociación 24 Aôut 1944 denunciando la Ley de Memoria Histórica por su poca operatividad y los escasos resultados, así como la diferenciación de víctimas. También destacaron el origen obrero de aquellos luchadores que se enfrentaron, tanto en España como en el marco internacional de la II Guerra Mundial, al fascismo y a sus tropas aliadas.

Desde la Comisión de Memoria Libertaria de CGT, invitada por la asociación 24 Aôut 1944, intervino Charo Arroyo. Nuestra compañera denunció el olvido de estos héroes en el Estado español y la falta de reconocimiento y reparación a las víctimas del franquismo. También señaló la falta de colaboración de la Fiscalía, como garante de los derechos de las víctimas, para exigir la investigación de los crímenes del franquismo y la reparación de la memoria de sus víctimas.

Tras esta intervención, la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, alegó su compromiso con la verdad, la justicia y la reparación. Sin embargo, constantemente se arrogaba la facultad de conocer los deseos de los combatientes de una sociedad capitalista con una Constitución como la de 1978 que no reconoce los derechos de la clase obrera y continúa manteniendo y fomentando los privilegios de las clases adineradas frente a las diferencias de clase en contra de los colectivos más humildes y precarizados. El público presente contestó a las declaraciones de la ministra, increpándola a pesar de sus esfuerzos por mantener su “teoría” al respecto.

Para la CGT es indignante escuchar que aquellos anarcosindicalistas estarían ahora comprometidos con esta democracia ficticia en vez de luchar por la revolución social. En este sentido, la CGT considera que quienes fueron capaces de dar su vida contra el fascismo no aceptarían la sociedad actual, tras 80 años del levantamiento militar y más de 40 años de “democracia fascista”. CGT manifiesta que los compañeros libertarios no merecen que mancillen su nombre a través de suposiciones de una ministra de un gobierno que incumple sus promesas y de una formación política, supuestamente obrera y socialista, que no ha sido capaz de sacar de las cunetas ni a sus propios combatientes muertos en defensa de la libertad.

Fuente:

CGT - Confederal

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.