Martes, 11. Diciembre 2018

Una manifestación popular grande invadió las calles de la capital para pedir “nacionalización aquí y ahora”.

El evento fue organizado por la Unione Sindicale di Base- para inaugurar la “Semana Internacional de Lucha contra las privatizaciones” convocado por las UIS SPy A y en lo cual se aunaron otros grupos políticos y sociales.

Como nos informan las y los propios compañeros, en Italia, las condiciones de vida de las clases trabajadoras durante años han empeorado considerablemente en términos de ingresos, y no sólo como resultado de la última crisis. Ha disminuido la protección social, como así también la estabilidad laboral y el poder de negociación de la clase obrera. La pobreza ha aumentado y se ha acrecentado la brecha entre ricos y pobres. Además, a diferencia de otros países capitalistas avanzados, en Italia no ha habido una recuperación real, con un PBI aún más bajo que los niveles anteriores a la crisis. La larga crisis económica que afecta sobre todo a los trabajadores, ha producido una ampliación en la brecha entre el centro-norte y el sur de Italia respectivamente, en términos de ingresos, empleo y asistencia social, y también ha ampliado las desigualdades territoriales. En el Sur, el desempleo es particularmente grave, pero sigue siendo alto también en el Norte, donde persiste la precariedad laboral y retributiva.

Maylyn López. Foto: MPPREMaylyn López. Foto: MPPREDel 6 al 8 de julio, en la ciudad de Orvieto, en la Región Umbria, Italia, se llevó a cabo el Iº Congreso Nacional del Partido Comunista Italiano, ideado, tal como refiere dicho partido, con la intención de reconstruir un sujeto político que pudiera actuar como alternativa válida ante la crisis actual del sistema capitalista, donde se hace necesaria la presencia organizada de un partido comunista.

La actividad se desarrolló con la participación de numerosos invitados nacionales e internacionales y estuvo organizada durante una jornada plenaria y dos jornadas de discusión en mesas de trabajo desde donde se crearon las bases de articulación del documento final del Congreso. Entre las delegaciones internacionales y diplomáticas, participaron los representantes del Partido Comunista Búlgaro, de la Embajada de Cuba en Italia, del Partido Comunista de Francia, Alemania y el Británico, de la Embajada de Nicaragua en Italia, del Partido de los Trabajadores de Corea, de la Embajada de China en Italia, del Partido Comunista de China, de la Embajada de Palestina, del Partido Comunista de Portugal y Rusia, de la Embajada de Vietnam, de Izquierda Eslovaca, del Partido Comunista de Suiza y el Partido Comunista de Siria, entre otros.

Izquierda Unida, a través de su Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS-IU), “condena firmemente” la “violencia del Gobierno italiano contra las personas gitanas”, además de los “planes xenófobos” de sus máximos responsables. “Que el Estado organice un ataque de estas características contra un grupo determinado de población nos afecta directamente a todas, puesto que sabemos que el antigitanismo y la LGTBIfobia son dos manifestaciones del mismo monstruo que es la extrema derecha”, señalan.

La Federación Sindical Mundial (FSM), en representación a más de 92 millones de trabajadores y trabajadoras en todo el mundo, condena enérgicamente el asesinato del sindicalista de nuestra afiliada italiana, USB, Soumaila Sacko, quien fue asesinado a balazos el día 3 de junio. Este asesinato, subsiguiente al del otro trabajador que había sido asesinado en Plasencia , Abdel Salam , se suma trágicamente a una larga serie de acciones racistas, xenófobas y antisindicales, desencadenadas por las políticas de la Unión Europea y el Estado burgués italiano. No es casualidad que este asesinato sucedió tan sólo unas horas después de las declaraciones racistas del nuevo Ministro del Interior italiano, M. Salvini.

Italia, 20 de febrero del 2018 (MPPRE).- La Sala de Reuniones de la Alcaldía de Nápoles fue la sede en la que tuvo lugar la jornada de bienvenida para los nuevos ciudadanos procedentes de varias naciones, otorgándoles la ciudadanía italiana, con la participación del Consulado de la República Bolivariana de Venezuela entre los países representados.

Antonio GramsciAntonio GramsciDos cosas hacen levantar este artículo sobre el camarada Antonio Gramsci: 1) desmentir su desvinculación con el marxismo-leninismo (alentada por los académicos trotskistas); y, 2) desmitificar una supuesta “convicción humanista” absoluta que rechaza la violencia revolucionaria. Para aprovechar estos planteamientos, le sumaremos otra cuestión, la construcción del Hombre Nuevo.

El movimiento reformista europeo –que nunca nada ha conquistado y mucho menos ha organizado–, necesitó referentes para echar andar sus pretensiones al abandonar el marxismo-leninismo (desde las primeras décadas del siglo XX), asegurando que con la violencia revolucionaria a nada se podía llegar. Negaron la lucha de clases y legitimaron los artilugios y mecanismos de la democracia burguesa como única vía para alcanzar el Poder.

Ciao, ciao, BerlusconiCiao, ciao, BerlusconiMiles de italianos se congregaron la noche de este sábado ante las sedes del Parlamento y de la Presidencia del Gobierno en Roma para celebrar la renuncia oficial del hasta hoy primer ministro, Silvio Berlusconi, sin colores de partidos, de sindicatos o de los muchos movimientos que se opusieron durante años al magnate.

El semiólogo, filósofo y novelista italiano, Umberto Eco, en su paso por Madrid para recoger la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes (CBA), aseguró que »para que la gente le quite su apoyo a Berlusconi, lo único que falta es que haga morir a un millón de italianos«, a la vez que aseguró que »todo vuelve, como el fascismo hoy en Italia«.

Con cierto humor e ironía, Eco disparó que »los italianos están hechos así; primero apoyaron al fascismo. Luego, cuando hubo un millón de muertos, lo abandonaron. Después, aguantamos cincuenta años de democracia cristiana, y ahora se vota a un personaje que cuenta chistes«. A la vez que agregó que para que »la gente le quite su apoyo a Berlusconi, lo único que falta es que haga morir a un millón de italianos, pero yo estoy viejo para ver eso«.

Real time web analytics, Heat map tracking

RadiOnda Rossa

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.