Jueves, 24. Mayo 2018

Estimados colegas,
Amigos,

Gracias a los invitados y compañeros por haber aceptado nuestra invitación. Permítanme dar por iniciada la reunión solemne dedicada al Día del Diplomático.

(suena el himno de la Federación de Rusia)

* * *

Quisiera agradecer una vez más a todos los que están hoy aquí con los funcionarios y veteranos del MAE de Rusia, me refiero a nuestros colegas de la Administración del Presidente de la Federación de Rusia, el Gabinete del Gobierno, el Consejo de Seguridad de la Federación de Rusia, diversos ministerios, departamentos y organismos con los que interactuamos de manera estrecha y fructífera.

Me gustaría expresar un especial agradecimiento a la Presidenta del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia, la Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria Valentina Matvienko.

Creo que la presencia en esta sala de representantes de los diversos ámbitos de nuestro trabajo conjunto viene a reafirmar que la solidaridad profesional es una de las claves de un cumplimiento exitoso de las tareas que nos encomienda el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, en las áreas de gran responsabilidad de la política exterior.

El tiempo avanza imparable. En los últimos 12 meses, nos han dejado varios de nuestros compañeros, algunos de ellos en el ejercicio de su deber profesional, como el Representante Permanente ante las Naciones Unidas, Vitali Churkin, el Embajador en Sudán, Mirgayás Shirinski, o el Representante Permanente ante la FAO y el PMA de la ONU, Alexandr Gorban. Guardemos un minuto de silencio para rendirles homenaje.

* * *

Hemos recibido una serie de mensajes de saludo y felicitación para los aquí reunidos. Con su permiso, quisiera leer el mensaje de felicitación del Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin.

"A los funcionarios y veteranos del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia

Queridos amigos,

Reciban mis más sinceras felicitaciones con motivo de su festividad profesional como lo es el Día del Diplomático.

La historia de la diplomacia nacional está marcada a través de los siglos por numerosas victorias brillantes y nombres gloriosos que son un verdadero motivo de orgullo para el país. En la actualidad, los funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores defienden dignamente los intereses nacionales valiéndose de las buenas tradiciones del pasado.

En una situación internacional nada fácil y a pesar de las evidentes dificultades, ustedes están haciendo grandes esfuerzos por garantizar un entorno exterior favorable para el desarrollo social y económico sostenible de Rusia, y ejerciendo una defensa activa de los derechos de los ciudadanos y compatriotas rusos en el extranjero.

La Oficina Central y las misiones diplomáticas del Ministerio de Asuntos Exteriores afrontan grandes retos relacionados con el desarrollo de una cooperación verdaderamente igualitaria y de beneficio mutuo con todos los socios internacionales. Una de las prioridades sigue siendo la defensa del papel clave de la ONU en los asuntos internacionales, la consolidación de la comunidad internacional en la lucha contra la amenaza del terrorismo, el fortalecimiento de los cimientos de la estabilidad estratégica y los regímenes de no proliferación de armas de destrucción masiva.

En un contexto de la derrota del grueso de las fuerzas terroristas en Siria, se han logrado avances significativos en el proceso de paz, un hecho que vinieron a confirmar los resultados del Congreso del Diálogo Nacional Sirio celebrado en Sochi. Por supuesto que todavía queda mucho trabajo por adelante para desbloquear la crisis siria, así como otros conflictos regionales.

Es crucial garantizar el avance de los procesos de integración mutuamente beneficiosos en el marco de la Unión Económica Euroasiática, así como contribuir al aumento de la eficacia de las estructuras de cooperación multilateral creadas con el papel impulsor de nuestro país, como BRICS, la Organización de Cooperación de Shanghái o la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva.

Cuento con que los diplomáticos rusos seguirán trabajando con enfoque creativo y total dedicación. La clave de sus éxitos es, sin lugar a dudas, el amplio apoyo que la sociedad rusa brinda a la política exterior.

Les deseo de todo corazón nuevos éxitos a los funcionarios del MAE, y salud, ánimo y larga vida a los estimados veteranos del servicio diplomático.

Vladímir Putin"

* * *

Como ya he dicho, hemos recibido felicitaciones para los funcionarios y veteranos del MAE de Rusia de parte de varios representantes de la dirección de nuestro país, incluido el Presidente del Gobierno de la Federación de Rusia, Dmitri Medvédev. En su mensaje, destaca los éxitos del servicio exterior ruso en la defensa de los intereses nacionales, y expresa la confianza de que el equipo del Ministerio, las misiones diplomáticas y consulares continuarán trabajando de manera coordinada y eficiente y haciendo una importante contribución para que Rusia afiance posiciones en el escenario internacional.

También han llegado felicitaciones de la Presidenta del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia, Valentina Matvienko; el Presidente de la Duma de Estado de la Federación de Rusia, Viacheslav Volodin; los jefes de las comisiones parlamentarias, diputados, responsables de ministerios y departamentos representados en esta sala, los Sujetos de la Federación de Rusia, la comunidad empresarial.

Es un gran honor para nosotros que se dé una alta valoración a los esfuerzos de la diplomacia rusa para defender los intereses nacionales de forma eficaz y fomentar una amplia colaboración internacional basada en la igualdad y el beneficio mutuo. Al mismo tiempo, claro está, no hay ni puede haber razones para la autocomplacencia. Ante un público tan experto, apenas cabe ahondar en que la situación en el mundo está lejos de volverse más estable. El "Occidente histórico", preocupado por la pérdida de su influencia, está intentando con todas las fuerzas preservar su hegemonía, obstruir el proceso objetivo de formación de un nuevo orden mundial policéntrico y contener el desarrollo de nuevos centros mundiales, incluida Rusia. La campaña antirrusa impulsada por Washington hace tiempo que da mucho que hablar y está teniendo un alcance sin precedentes. Su objetivo es volver a intentar convertir a Rusia en un país vasallo.

Estos intentos están abocados al fracaso. Los que pretenden aislar a Rusia, obligarla a traicionar sus principios y solucionar a nuestra costa problemas ajenos, no se saldrán con la suya. A lo largo de la historia, nos hemos enfrentado en repetidas ocasiones a desafíos externos que nuestro país, con una participación activa del servicio diplomático nacional, ha venido superando con éxito. Así será también en el futuro. Hoy en día Rusia es un actor clave en la promoción de una agenda internacional positiva y enfocada en el futuro. Hemos recuperado nuestro papel histórico de uno de los principales garantes de la estabilidad global y de un defensor de los valores de la verdad y la justicia en las relaciones entre los Estados, un rol demandado por la comunidad internacional. Nuestra política en el escenario internacional es respaldada por la abrumadora mayoría de las naciones, que en un sentido histórico también son nuestros aliados al igual que nuestro Ejército, la Armada y la Fuerza Aeroespacial. Al fomentar vínculos polifacéticos con estos países (que según estimaciones aproximadas acaparan en torno al 80 por ciento de la población del planeta), aseguramos un entorno exterior favorable para el desarrollo de Rusia y el fortalecimiento de su potencial económico, científico y tecnológico.

Seguiremos realizando una política exterior independiente, abierta y honesta, predeterminada por la historia milenaria y la posición geoestratégica única de Rusia. Europa, en el oeste, y la dinámica región de Asia-Pacífico, en el este, determinan el papel central del factor euroasiático en nuestro desarrollo.

Reiteraré lo que dijo el Presidente de Rusia, Vladímir Putin: estamos dispuestos a cooperar con todos los países sin excepción sobre la base de la igualdad, el beneficio mutuo y el equilibrio de los intereses.

Estimados colegas, amigos,

El 4 de marzo de 1881, el sucesor de Alexander Gorchakov, el gerente del MAE y posteriormente ministro Nikolái Guirs, con motivo del ascenso al trono del emperador Alejandro III envió una circular a los representantes rusos en el exterior en la que subrayó que "Rusia siempre corresponderá al buen trato de todos los Estados, sin renunciar al lugar que le pertenece entre las potencias, ni dejar de ocuparse de mantener el equilibrio político. Rusia considera que sus objetivos están estrechamente ligados a una paz universal basada en el respeto de la ley y los tratados. En primer lugar, Rusia debe velar por sí misma y no abandonar su trabajo interno más que para defender su honor y seguridad". Es imposible ignorar la consonancia que tienen estas ideas expresadas hace casi 140 años con el presente. A partir del gran legado y la experiencia de nuestros predecesores, nos esforzaremos por seguir mejorando las herramientas diplomáticas y aprovechar las oportunidades que nos brindan las tecnologías modernas.

Cuento con que el equipo del Ministerio continuará trabajando de manera proactiva y sistémica y con dinamismo. Debemos hacer lo máximo para corresponder completamente a la gran confianza que tienen depositada en nosotros el gobierno de nuestro país y los ciudadanos rusos.

Una vez más, les felicito a todos por la festividad profesional, y les deseo a ustedes y a sus allegados mucha salud y nuevos éxitos en el servicio a la Patria.

Fuente:

Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.