11 | 12 | 2019

Continúa la investigación del asesinato de los periodistas rusos, Kiril Radchenko, Orján Dzhemal, Alexánder Rastorgúyev, en la República Centroafricana. La lleva a cabo el Comité de Instrucción de Rusia junto con los organismos competentes de la República Centroafricana. Se abrió una causa penal por el asesinato de conformidad con el acápite "a", parte 2 del Artículo 105 del Código Penal de Rusia.

Las autoridades rusas mantienen bajo su control las diligencias llevadas a cabo con el fin de aclarar todas las circunstancias de la muerte trágica de nuestros compatriotas y establecer a los responsables de este delito.

El proceso de investigación se aborda regularmente en los contactos con los representantes de la República Centroafricana. El Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en el curso de su reunión con la jefa del departamento diplomático de la República Centroafricana, Sylvie Baipo-Temon, celebrada al margen del XXIII Foro Económico Internacional de San Petersburgo (San Petersburgo, 6 de junio del año en curso) habló de la necesidad de emprender esfuerzos adicionales para acelerar al máximo la investigación del asesinato de los periodistas rusos.

La Dirección General de Instrucción del Comité de Instrucción de Rusia envió por canales diplomáticos al Ministerio de Justicia y de los Derechos Humanos de la República Centroafricana las solicitudes de prestar apoyo legal en el marco de la causa penal, inclusive la realización de las necesarias diligencias procesales y de instrucción.

El pasado 26 de julio, la Fiscalía General de la República Centroafricana publicó una declaración en que indicó que hubo avances considerables en la investigación y que próximamente se le informará a la opinión pública sobre sus resultados. Las pertenencias de los fallecidos se entregaron al Comité de Instrucción de Rusia.

El Ministerio ruso de Exteriores continuará prestando apoyo en el marco de su incumbencia al Comité de Instrucción de Rusia en la investigación de este caso.

En vista de las numerosas publicaciones que aparecieron últimamente en los medios de comunicación y contienen con frecuencia la información tergiversada y hasta falsa, quisiera destacar de nuevo lo siguiente.

Quedan muchas preguntas a los organizadores del viaje de los periodistas. La Embajada de la República Centroafricana en Moscú se indujo al error respecto al objetivo real de la visita del grupo y otorgó visados turísticos a Kiril Radchenko, Orján Dzhemal, Alexánder Rastorgúyev, quienes trabajaron en la República Centroafricana sin la respectiva acreditación y autorizaciones para llevar consigo el equipo de rodaje y realizar la filmación.

El centro de entrenamiento militar de Berengo en que tuvieron que penetrar los periodistas es una instalación militar de protección especial del Estado visitas a que están estrictamente reglamentadas, a tenor de la Ley de Defensa Nacional y Ejército de la República Centroafricana. En caso de que los periodistas lleguen al territorio del centro y realicen la filmación allí se les podría arrestar por sospechas de espionaje. Cabe destacar que los grupos de filmación del canal de televisión estadounidense CNN y de la cadena de televisión de Qatar Al-Jazeera que hace poco estuvieron en la República Centroafricana y avisaron a los organismos competentes de sus intenciones de visitar el centro de Berengo y realizar la filmación allí obtuvieron la respectiva acreditación, tuvieron la posibilidad de visitar la instalación y prepararon un reportaje al respecto.

Al pasar a través de un puesto de control en la ciudad de Sibut, los periodistas recibieron documentos falsos con el logo de la ONU en que estuvo indicado que supuestamente eran voluntarios de la ONU. Los agentes de servicios del orden público inducidos al error a quienes está prohibido obstaculizar el movimiento de los representantes de la misión de la ONU se limitaron con comprobar sus pasaportes, aconsejándoles a abstenerse de viajar de noche por el camino que estaba bajo el control de grupos extremistas.

En la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, del Centro de Gestión de Crisis dependiente del MAE de Rusia, de la Embajada de Rusia en Bangui está publicada la información sobre una complicada situación política y militar en la República Centroafricana (14 de las 16 provincias del país están bajo el control de varios grupos armados) con recomendaciones de abstenerse de viajes a este Estado, ante todo, fuera de la capital. Los que enviaron al grupo de rodaje a Bangui no informaron a la Embajada de Rusia sobre la llegada de los periodistas ni sobre los objetivos de su viaje, lo que podría ayudar a los rusos a garantizar su seguridad y posiblemente podría prevenir las consecuencias tan trágicas.

Surge la pregunta de nuevo: ¿qué tareas plantearon los organizadores de este viaje encargando a los periodistas realizar una misión que puso sus vidas bajo amenaza?

Fuente:

Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.