Imprimir
España

SpainLa moción de censura contra el ya ex-presidente Mariano Rajoy ha prosperado y ahora solo falta que el rey de su visto bueno al candidato del PSOE, Pedro Sánchez. A las 11:31 horas del viernes el líder del partido socialista conseguía los apoyos necesarios para tumbar a Rajoy mediante una moción de censura de la que él era el candidato y que en función de la legislación española deberá ser el nuevo presidente del gobierno, eso sí, sin olvidar el detalle de que el jefe del estado debía nombrarlo de forma oficial: el rey.

Fueron 180 votos a favor de la moción, 169 en contra y una abstención: el congreso español ha ofrecido un apoyo mayor a Pedro Sánchez del que le ofreció al propio Rajoy. En contra han votado el PP y su socio de gobierno, Ciudadanos, así como Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias, dos pequeños partidos regionalistas. A favor han votado el resto de partidos: los socialistas del PSOE, la alianza de izquierdas Unidos Podemos, el conservador-nacionalista PNV, la izquierda vasca de EH Bildu así como los independentistas catalanes del PdeCAT y ERC.

De la diversidad política se extrae la conclusión de que este apoyo ha sido sobre todo instrumental para sacar a Rajoy del gobierno y que será difícil crear un gobierno estable con tal batiburrillo de siglas.

Unidos Podemos desde luego ha pedido entrar a formar parte del gobierno de Sánchez. Pablo Iglesias, el líder de Unidos Podemos, pidió a Pedro Sánchez que transforme el país en una referencia “de un nuevo
socialismo en el sur de Europa”, pero su portavoz en el parlamento, Margarita Robles, no quiso desvelar si la propuesta tendría cabida: “Pedro Sánchez ha dicho que será un gobierno del PSOE”, declaraba a la TVE después de la votación, y la prensa da por hecho que así será. Eso sí, sería un gobierno paritario, con mitad de ministros y mitad de ministras.

Es la primera moción de censura que prospera desde el comienzo de la democracia (hubo cuatro) y Pedro Sánchez será el séptimo presidente de la democracia. De su intervención antes de la votación podemos
entrever cuál va a ser su curso político en los próximos dos años, en el caso de que no convoque elecciones anticipadas: “el gobierno que surja de esta moción de censura va a tener como principal prioridad cumplir con los objetivos europeos, garantizar la estabilidad
presupuestaria y macroeconómica”. Ello, traducido, significa: mantener los recortes impuestos por Europa y la austeridad presupuestaria, algo que incluso manifestaba de forma evidente al asegurar que no pondrá en cuestión y cumplirá con el presupuesto aprobado por PSOE y Ciudadanos con el apoyo del PNV.

En cuanto a Cataluna, Sánchez es un federalista, que en abril de 2017aseguraba que Cataluna era una nación y Espana una nación de naciones. Los independentistas están dolidos con el PSOE por haber aprobado la
aplicación del artículo 155, pero Sánchez se ha mostrado a favor de retomar al menos el Estatut, tumbado por el Tribunal Constitucional.

Fiel a su autoritaria forma de hacer política ignorando críticas, Rajoy se pasó el día anterior en un bar, ausente del debate de la moción de censura. La misma se originaba después de que se diera a conocer la sentencia del caso de corrupción Gürtel, que el presidente siempre ha considerado “casos aislados” dentro del partido, teoría que difícilmente se mantiene en pie después de que el ex-tesorero y el ex-secretario de organización del PP hayan sido condenado a varias
décadas de prisión.

Pedro Sánchez parecía el viernes sentir nostalgia de los días en que Espana mandaba un bipartidismo exacerbado y aseguraba que “yo no creo que todos en el PSOE sean corruptos”, al tiempo que le pedía a la
dirección del partido que dimitiera y dejara paso a nuevas caras “lo primero que tienen que hacer es renovar su liderazgo, regenerarse y representar a esa España conservadora que quiere ver dirigentes limpios, ejemplares al frente del Partido Popular ”. Sin bipartidismo todo es mas complicado, hay que negociar con socios indeseados.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.