21 | 11 | 2019

Sebastián Piñera “es responsable de las brutales violaciones a los Derechos Humanos que han ocurrido en estos días en Chile”, recalcó el diputado por el Partido Comunista, Daniel Núñez, quien es uno de los legisladores que suscribió la acusación constitucional en contra del Presidente de ese país, en la que se lo acusa de los delitos de ese tipo perpetrados por uniformados que actúan en la represión de la protesta popular que tiene lugar en ese país desde hace un mes.

El documento que fue presentado -entre otros- por parlamentarios del PCCh, Frente Amplio, el PS y el PPD y apunta contra Piñera quien, además de ordenar la represión, implementó el Estado de Emergencia y el Toque de Queda en un contexto en  el que integrantes de las Fuerzas Armadas y Carabineros, perpetran delitos de violación y asesinato, pero también detenciones arbitrarias, torturas y desapariciones forzadas de personas.

(Por René Leal Hurtado, Doctor en Sociología). El acuerdo ayer sentenciado por la Derecha, la ex – Concertación y parte del Frente Amplio, es la rúbrica de una de las últimas posibilidades que tenía la Derecha y sus aliados, de salir airosos e impunes de la crisis que crearon con un acuerdo similar en 1989, en el cual se pacto, planificó y ejecutó todo lo que culminó en este levantamiento del pueblo ante tanta desigualdad e injusticia en el país, que de hecho se ha expresado en lucha de clases.

El neoliberalismo, que ha dominado a la sociedad chilena por más de cuatro décadas y que tuvo una segunda etapa de hegemonía desde 1989 hasta ahora, aun respira, y ha tenido un tubo de oxigeno extraordinario con el ‘pacto de la indignidad’ firmado ayer.

Los presidentes de los partidos políticos, jefes de comité y parlamentarios abajo firmantes, ante la propuesta de llegar a un acuerdo entre los partidos políticos de oposición y gobierno para una nueva Constitución declaramos.

1.- Todo proceso de elaboración de una nueva Constitución debe respetar un principio básico de la democracia, que es: la soberanía reside en el pueblo.

14 partidos de oposición firmaron una declaración a favor de un plebiscito y Asamblea Constituyente como caminos para elaborar una nueva Constitución en Chile, luego de que el gobierno insistiera en iniciar este proceso por la vía de un Congreso Constituyente, a espaldas de la ciudadanía.

El secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, señaló que el documento suscrito busca presionar al Ejecutivo a que escuche la principal demanda del movimiento social.

En el marco de esta huelga general  que tuvo   lugar el pasado martes 12 de noviembre, distintos actores que componen la Mesa por la Unidad Social marcharon desde Plaza Italia hacia el centro de la capital  con el fin de reivindicar  las demandadas ciudadanas cosa que se repitió a lo largo y ancho de Chile.

En este contexto, la presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, sostuvo  que ante un gobierno que no ha dado repuesta a los requerimientos  de las personas, es hora de salir a las calles para reforzar el malestar social que vive hoy el país.

Desde Arica hasta Punta Arenas, todo Chile movilizado este martes, sumándose así al llamado a huelga nacional convocado por la Mesa de Unidad Social en la que confluyen cerca de 200 organizaciones sindicales y sociales como la CUT Chile, Colegio de Profesores, Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Coordinadora NO+AFP, gremios de la Salud y de usuarios de la Salud; de la Educación; organizaciones de estudiantes secundarios, universitarios y académicos, feministas, pobladores, defensores del medio ambiente, recursos naturales y pueblos originarios.

El exministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, sostuvo que la única salida democrática a la crisis institucional en Chile es convocar a Plebiscito para restituir la soberanía del pueblo.

En su diagnóstico, el debate sobre una nueva Constitución no puede acotarse a los poderes del Estado y menos en un contexto donde la agenda neoliberal del gobierno ya fracasó.

Frente a los últimos acontecimientos que ha vivido el país, en el marco de una crisis social y política inédita desde el retorno a la democracia y de la cual todas las fuerzas políticas debemos hacernos cargo- los partidos que formamos parte de la Oposición suscribimos y declaramos lo siguiente:

Ante el éxito de la Huelga nacional, movilización convocada por la Mesa de Unidad Social, ante la violencia policial que ha sufrido la ciudadanía movilizada y la violencia sufrida por los habitantes de la población Lo Hermida durante la madrugada de este martes en la comuna de Peñalolén, los partidos firmantes señalamos:

1.- Manifestamos nuestro total respaldo a la jornada de Huelga General convocada por la Mesa de Unidad Social, que se desarrolló en el país de manera pacífica y de la cual se han hecho parte diversos sectores de nuestra sociedad.

El presidente del Partido Comunista y diputado, Guillermo Teillier, aseveró que no están dispuestos a legislar a favor de la agenda del gobierno si este último insiste en impulsar leyes represivas contra el movimiento social y las movilizaciones.

El parlamentario aclaró que la única posibilidad que tiene Sebastián Piñera de resolver esta crisis es abriéndose a la posibilidad de un Plebiscito y posterior Asamblea Constituyente para una nueva Constitución.

El bloque de Unidad Social, compuesto por más de 200 organizaciones sociales y sindicales, reiteró la importancia de la huelga general de este 12 de noviembre, en el marco de las jornadas de movilización a nivel nacional.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, señaló que cuentan con un pliego de demandas para avanzar hacia una nueva Constitución.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.