Lunes, 20. Agosto 2018

Un importante espaldarazo entregó el secretario General de la IndustriALL Global Union, Valter Sanches, a las demandas y propuestas de los trabajadores de la industria chilena, quien junto al secretario General de la CUT, Nolberto Díaz, y el presidente de la Industrial Chile Constramet, Horacio Fuentes, se reunieron este jueves con el ministro Nicolás Monckeberg para entregar las propuestas del sector.

La IndustriALL Global Union, representa a 50 millones de trabajadores en 140 países, quienes se desempeñan en una amplia gama de sectores vinculados a la industria, minería y energético. Está abocada a “defender los derechos de los trabajadores, construir sindicatos fuertes, combatir el excesivo poder de las multinacionales, luchar en contra del trabajo precario y luchar por una política industrial sostenible”, explicó Sanches. Son varios los sindicatos chilenos afiliados a la IndustriALL, tales como la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores del Petróleo y Afines de Chile, Fenatrapech, y la Industrial Chile Constrament.

 “Valter nos ha dado un respaldo frente al ministro (Monckeberg) para abrir un diálogo. Le hemos propuesto al ministro un diálogo sobre la industria con el ministerio de la Economía, con los sindicatos de la Constramet, con la CUT, con el Gobierno con los empresarios. Quisiéramos que la experiencia que tiene la Constramet con la Asimet fuera una experiencia que se asimilara a toda el contexto de la industria, un lugar donde podamos dialogar y entendernos”, dijo Díaz, enfatizando que “Chile es un país víctima de un proceso de desindustrialización. Hemos sufrido durante 40 años una situación donde en Chile hay menos industria. La presencia de IndustriALL va en la línea de poder construir un trabajo y nosotros proyectar este trabajo”.

Sobre los detalles de la reunión con Monckeberg, Fuentes -quien también es consejero nacional de la CUT a cargo de la Secretaría Nacional de Condiciones de Trabajo, Higiene y Medio Ambiente- explicó que le plantearon una serie de propuestas -plasmadas en un documento- entre las cuales mencionó: “Una política industrial porque el modelo extractivista y rentista que tenemos está absolutamente agotado. Hay que ir a un nuevo modelo de desarrollo que tiene que ver con agregar más mano de obra a nuestros recursos naturales. Por eso es importante, por ejemplo, la lucha que estamos dando con el litio para Chile; planteamos la necesidad de una Mesa Tripartita (ministerios del Trabajo y Economía y trabajadores). También abordamos el impacto que puede tener la ´industria 4.0´; muchos países en Europa van a ir eliminando los combustibles fósiles y aquí hay una preocupación con la Fenatrapech sobre qué va a pasar con esos trabajadores; cómo la tecnología reemplaza miles de puestos de trabajo y cómo se hará una transición justa; los organismos internacionales y tripartitos van a jugar un rol importante en esto. Pedimos el retiro del proyecto de ley sobre empleo juvenil y le manifestamos que la actual estructura sindical no responde a los problemas que hoy tienen los trabajadores, no lo decimos solo nosotros sino en declaraciones de la OIT también: los sindicatos de empresas son más permeables o influenciables a las políticas empresariales, pero con la estructura actual es casi imposible que desarrollemos una Negociación Colectiva Ramal”.

Agregó que también debatieron sobre la actual legislación laboral, especialmente un punto que les preocupa que es el subcontrato y dentro de este ámbito “la negociación colectiva de las empresas del subcontrato. Hay efectos negativos, sobre todo en términos del derecho a huelga porque si un sindicato de una empresa subcontrato se va a huelga, la ley permite que la mandante pueda contratar otra empresa para reemplazar a los trabajadores. Eso es una negación misma del derecho a huelga”. Por último, señaló que también le plantearon al ministro Monckeberg su preocupación, porque “desde la instalación del nuevo Gobierno, no se ha hecho nada en relación a la Política Nacional de Salud y Seguridad en el Trabajo (PNSST), la cual veníamos trabajando de forma tripartita”.

Y en el marco de la reciente Conferencia Regional de la IndustriALL Global (realizada entre el 14 y 16 de mayo en Panamá cuyo temática fue “Democracia y justicia social”), Fuentes planteó la necesidad de “ver cómo incide el movimiento sindical en lo que ha venido sucediendo en la región, en el debilitamiento de las democracias, tomando el ejemplo de Brasil, y otros países”. En esa línea, manifestó la solidaridad con el ex presidente de Brasil, Lula Da Silva -trabajador metalúrgico- enfatizando que “su único pecado fue sacar a más de 20 millones de brasileños de la situación de extrema pobreza, de nacionalizar los recursos básicos y orientar la economía de su país (…). Está preso un inocente porque efectivamente hasta el día de hoy, al compañero Lula no se le ha aprobado absolutamente nada”.

 En tanto Sanches, dijo que es “imperativo de discutir una mayor industrialización con mayor valor añadido para la industria. Chile perdió mucho de su manufactura y es muy dependiente de la industria extractivista, de la minería, agricultura y si queremos tener un futuro desarrollo para los países, tenemos que tener una política industrial sostenible donde atraer más inversiones”. Además manifestó su preocupación por los tratados de libre comercio que tiene Chile “porque el intercambio de productos básicos, permite la entrada de productos manufacturados y acabados (…). También manifestamos nuestro total apoyo a la brillante iniciativa de nuestros afiliados por su lucha “el litio para Chile”.

Otro tema que también abordaron con el titular del Trabajo, fue la necesidad de ratificar el Convenio 176 de la OIT sobre seguridad y salud en las minas. Al respecto Sanches dijo que “es una crisis mundial los accidentes en minas que victimizan centenas o millares de trabajadores al año, en Pakistán, Sudáfrica y aquí en Chile no es diferente; hay muchos accidentes, todo el mundo acompañó el dramático rescate de los 33 mineros”, precisando que si Chile ratifica este convenio lo tomarán como un ejemplo “porque toda vez que hay un país que ratifica el convenio y sobre todo lo implementa,  es un buen ejemplo que utilizamos para todo el resto del mundo”.

Sobre el impacto de las tecnologías en la llamada industria 4.0, Sanches señaló que esto trae oportunidades y riesgos “pero hay más riesgos que oportunidades (…). La OIT dice que un 60% de los puestos de trabajo de la industria que conocemos hoy día, en 5 años pueden ser parcial o totalmente automatizados. El imperativo que defendemos es que los trabajadores tienen que tener el derecho de negociar los cambios en la reconversión de los empleos, en la creación de nuevos puestos de trabajo”.

Consultado por la situación política que vive América Latina, el dirigente de origen brasileño, dijo que “la política también tiene que ver con las leyes de la física: Toda acción tiene una reacción. Entonces creo tuvimos muchos avances en el continente desde los inicios de los años 2000 y ahora la reacción es brutal para destruir y hacer todo lo contrario de lo que estábamos viviendo” aunque manifestó su esperanza de revertir estos procesos a la espera de lo que pase con las próximas elecciones Presidenciales que se registrarán en el continente.

Precisó que “lo que pasa en el continente es un proceso de restauración neoliberal” que está golpeando fuertemente a los trabajadores(as): “En Brasil, desde el golpe de Estado, hace dos años, el desempleo pasó de menos del 5% al 13% ahora. Son casi 14 millones de personas que viven en desempleo en dos años de la política neoliberal, gobierno que está desnacionalizando el petróleo, que está entregando empresas estratégicas (…). El ápice de este proceso de golpe de Estado, fue la prisión del compañero Lula sin ninguna prueba, solamente con delaciones de personas que tuvieron beneficios que estaban en la cárcel y fueron beneficiados por esta delación, solo eso tienen contra él, nada más (…). Lula está primero en las encuestas (Presidenciales) después de casi 40 días en la cárcel y el 80% de las personas que dicen que votan por él, votarán a quien él indique”.

La agenda de Sanches en Chile contempló también una visita a la Radio Recabarren y un encuentro con parlamentarios y organizaciones sindicales afiliadas a la IndustriALL Global, realizado en la tarde de este jueves. Oportunidad en la que debatieron en torno al fortalecimiento de la democracia y el rol que le cabe en ello al movimiento sindical así como también manifestar la solidaridad con Lula Da Silva.

Fuente :

CUT - Central Unitaria de Trabajadores de Chile

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.