Statistics

Today: 8844

Yesterday: 31808

Since 01/06/2005: 67076810

CTE EcuadorCuando nos aprestamos a iniciar la cuarta semana de una cuarentena, producto de la pandemiaygeneralizada en nuestro país, la Confederación de Trabajadores del Ecuador CTE, filial de la Federación Sindical Mundial FSM, reiteramos una vez más nuestra solidaridad a todos los compatriotas y trabajadores, particularmentede la provincia del Guayas y de la ciudad de Guayaquil, puerto principal de la República, en donde se advierte un crecimiento exponencial del COVID-19.

De este desastroso acontecimiento que ya enluta a miles de personas en el mundo, nos ha demostrado que ningún país es invulnerable y, que mientras existan inequidades propias del sistema capitalista en el planeta, no existirá poder humano y económico para detenerlo. Las consecuencias que hoy estamos viviendo que son estructurales y, que permanentemente hemos manifestado – debe existir voluntad y decisión política -, nos conduce a aseverar que al igual que otros países; el nuestro no tuvo, ni tiene, ni previno y ni se adoptó las medidas de prevención sanitaria frente a esta crisis bacteriológica.

Las circunstancias nos han demostrado que el sistema de salud y seguridad social fue manejado por gente con limitada experiencia, sin visión y sin ningún compromiso con la ciudadanía, ni los afiliados, con los cuales hasta hoy tienen una gran deuda moral. Se evidencia también que, en plena crisis sanitaria, salena flote actos de corrupción que, de comprobarse, le corresponde al presidente Lenín Moreno y a las instancias respectivas de la justicia, poner todo el rigor de la ley como medida ejemplarizadora para ahora y a futuro inmediato. Creemos que el momento es histórico para redefinir, tomar las medidas y la responsabilidad del gobierno en la generación y aplicación de políticas sostenibles, en donde la salud, educación, la seguridad y bienestar social, deben quedar fuera de las leyes del libre mercado; la creación, dotación y equipamiento de centros, subcentros de salud, así como la generación de empleo, vivienda, trabajo, alimentos, es urgente y debe ser política de Estado.

El sector empresarial, el gran capital nacional y transnacional, debe adoptar la decisión humana para compartir y afrontar la crisis, pues más de la mitad de la población mundial no tiene empleo, no tienen seguridad social, no tienen techo. Deben aceptar que la única fuerza que genera plusvalía es la de los trabajadores y no aquella percepción delirante - expresidente Rafael Correa -, quien aseveraba que las casas y terrenos producen plusvalía.

Somos los trabajadores los que siempre estamos en primera línea, ya sea en el frente militar por la defensa de nuestra soberanía y, hoy exponiendo sus vidas y de sus familias, por detener a los enemigos visibles e invisibles; sin embargo y en plena emergencia sanitaria sectores empresariales han procedido con el despido de cientos de trabajadores, lo que merece el rechazo a la actitud inhumana.

Reiteramos nuestro apoyo y solidaridad a todos los trabajadores, tanto públicos y privados de la ciudad y del campo, a aquellos familiares que han perdido a sus seres queridos, a nuestros compañeros que ya no están con nosotros, en su memoria manifestar que, continuaremos en nuestro objetivo fundamental en defensa de los derechos y los intereses de los trabajadores.

Instamos una vez más al Gobierno Nacional y a los Ministerios respectivos, para que tome las acciones del caso, así como el reintegro de los trabajadores despedidos; la atención oportuna para todos los trabajadores y profesionales que se encuentran laborando en todas las unidades de salud,seguridad, servicios básicos y alimentación, a fin de garantizar la vida y la salud, la protección de sus derechos laborales garantizando empleo,la idea de despidos, recortes salariales y flexibilización laboral.

Quito, abril 06 del 2020

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL
Edgar L. Sarango Correa
PRESIDENTE DE LA C.T.E.

Fuente:

Federación Sindical Mundial

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.