14 | 10 | 2019

La ciudad de Managua, capital de la República de Nicaragua, será sede este jueves de la XVII Reunión Ordinaria del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que congrega a los ministros de Relaciones Exteriores del organismo.

El encuentro de alto nivel permitirá hacer un análisis del contexto regional actual y las perspectivas para el año 2019, además de definir acciones y líneas de trabajo para los próximos dos años desde la Secretaría Ejecutiva del ALBA-TCP, siendo una de estas líneas el impulso a la Alianza.

El 2 de julio de este año, cuando la derecha terrorista opositora en Nicaragua, apoyada virtualmente por poderosas fuerzas políticas y económicas del mundo, pensó que era solo cuestión de días antes de que fuera derrocado el gobierno de Daniel Ortega. Y aterrizó el avión que llevaba a dos de los negociadores nicaragüenses al aeropuerto internacional de San Salvador, Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

"Dime con quién andas y te diré quién eres"

Hay fuerzas políticas en Nicaragua y el mundo que hacen una comparación degradante entre el mártir Monseñor Romero y un obispo de la clase pudiente nicaragüense que, como los inquisidores, quieren ver al presidente electo frente al paredón.

 El Gobierno de Nicaragua señala que este país ha retomado la paz que se vivía antes del 18 de abril, cuando iniciaron las protestas en la nación.

El propósito de las autoridades es nuevamente destacar como la nación más segura de Centroamérica, ya que según las estadísticas oficiales, se reportan 7 homicidios por cada 100 mil habitantes, la cifra más baja de la región.

Laura Dogu, hasta el lunes embajadora de EE.UU. en Managua (capital nicaragüense), ha asegurado que el Gobierno de Nicaragua, presidido por Daniel Ortega, “no está dispuesto” a buscar una salida negociada a la crisis sociopolítica que atraviesa la nación centroamericana desde abril y que ha dejado 199 muertos.

Artículo de Carlos Fonseca Terán

Nicaragua quiere paz. Eso no lo puede negar nadie. Pero sólo hay una fuerza política capaz de garantizar la paz en Nicaragua, que es el FSLN, y a eso se debe que esta sea una de las principales consignas revolucionarias actuales del sandinismo.

La derecha golpista, con sólo alucinar que ya tenía el poder (sin tenerlo), presentó al país apenas una pequeña muestra de lo que haría si lo tuviera en realidad:

Artículo de Carlos Fonseca Terán

El golpe de Estado de la derecha terrorista en Nicaragua fracasó cuando sus vándalos asesinos contrarrevolucionarios, vagos y similares fueron desalojados entre finales de junio y mediados de julio, de todas las ciudades y lugares que habían secuestrado y destruido.

A partir de entonces la derecha golpista entró en negación de la realidad de su derrota, porque aún no puede creer que se le fue de las manos la oportunidad de derrocar al gobierno revolucionario del FSLN, encabezado por Daniel y Rosario, o de lo contrario desatar una guerra civil.

El representante del Gobierno de Nicaragua ante el OEA, reiteró este viernes que una minoría de la derecha en EEUU promueve y financia la desestabilización en Nicaragua y que la CIDH es un arma del golpismo.

Luis Alvarado, representante de la OEA reiteró que Nicaragua es amante de la paz y de la seguridad internacional, del respeto a la igual soberana de los pueblos y la no injerencia extranjera.

Ante la nueva campaña de mentiras que ha iniciado Amnistía Internacional desde Madrid contra el Gobierno de Nicaragua, queremos denunciar el papel de esa organización mediante este comunicado al que acompañan más de 200 firmas:

Amnistía Internacional vuelve a degradar sus funciones emitiendo un informe contra el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República de Nicaragua con sesgados encuadres y bajo una intencionalidad política maliciosa. El lamentable comportamiento de esta organización, ha quedado demostrado a lo largo de su historia. Existe un inventario de dudosas actuaciones que ponen en entredicho su labor.

Documento firmado por Patricia Ardilas, Kassia Castellón, Socorro Castillo, Belki Gamboa, Claudia Hernández, María Parajón, Fabiola Chäfer, Dolores Téllezm, Martina Valle y Josefina Zeledón; mujeres nicaragüenses residentes en Aragón.

Ante los distintos comunicados y actos realizados por diversos colectivos feministas, tanto de Nicaragua como de Aragón, que manifiestan representar al pueblo de Nicaragua, y principalmente a las mujeres, y dado el cariz que han tomado los acontecimientos, hemos decidido dar nuestra opinión.

Somos mujeres nicaragüenses, migrantes, que llevamos tiempo residiendo en Zaragoza; somos feministas, Y ESTAS MUJERES NO NOS REPRESENTAN.

El papa Francisco declaró este domingo santo a monseñor Óscar Arnulfo Romero, quien denunciaba durante sus homilías las torturas, asesinatos, desapariciones, entre otras violaciones a los derechos humanos, por parte de las fuerzas de seguridad.

Al menos 7.000 salvadoreños viajaron al Vaticano para presenciar el acto de canonización de Arnulfo Romero.

Durante la misa de canonización de monseñor Romero el papa Francisco se señaló que el ahora santo salvadoreño dejó su integridad para dar la vida a los pobres.

Artículo de Carlos Alberto Escorcia Polanco.

¿Qué hay detrás de la tan propagandizada unidad opositora? Una supuesta unidad que abarca según ellos a toda la sociedad nicaragüense. En su frondosa y fantasiosa imaginación suponen que el 95% de los nicaraguenses estamos con ellos y que el “dictador” solo cuenta con el 5% de apoyo popular.

Detrás de la cacareada unidad opositora no hay nada, solo las bajas pasiones y enormes ambiciones. 

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.