12 | 11 | 2019

El Comité Central del PCU, reunido en el día de la fecha, tras analizar la situación nacional e internacional, la marcha del Plan, y por lo tanto de las tareas políticas y organizativas planteadas, declara:

  1. Su rechazo a la postura agresiva, irresponsable y provocadora del imperialismo yanqui, expresada en las decisiones del gobierno encabezado por Donald Trump, que agrava la guerra comercial con China, lo que agrega incertidumbre a una situación mundial de por sí compleja, marcada por la persistencia de la crisis del capitalismo en sus múltiples dimensiones; amenaza aún más la paz mundial enviando naves de guerra al Golfo Pérsico; y, en estos días, chantajea a México fijando aranceles extraordinarios a todas sus exportaciones, buscando imponer su política reaccionaria y violatoria de toda la legislación internacional con los migrantes.
  2. Su condena a la profundización de la agresión de EEUU a Venezuela, el recrudecimiento del bloqueo económico y financiero, las amenazas y las provocaciones. Reiterando su respaldo y compromiso con una salida a través del diálogo y la negociación, en un camino de paz, en la que están comprometidos, entre otros, nuestro gobierno, los de Bolivia y México. Su solidaridad con el pueblo y la revolución cubana, una vez más en el centro de las agresiones imperialistas, con el recrudecimiento del inmoral e ilegal bloqueo, condenado por toda la comunidad internacional.
  3. Su reclamo al gobierno colombiano por el cumplimiento de los acuerdos de paz, el cese de la represión y de los asesinatos de dirigentes políticos y sociales, y saluda la liberación de Jesús Santrich, después de un año de ilegal detención.
  4. Su solidaridad con la lucha de los pueblos de Argentina y Brasil que enfrentan las brutales consecuencias de la restauración neoliberal: recesión, desocupación, hambre, recorte de derechos, represión.
  5. En este escenario internacional adquiere especial relevancia la realización, en nuestro país, del Encuentro de Partidos Comunistas de Suramérica, sus resoluciones y las iniciativas políticas que de él surgieron; comprometiendo el esfuerzo militante para su concreción.
  6. Su alerta sobre los peligros para la democracia de la operación de desestabilización lanzada por sectores fascistas, con los terroristas de Estado, torturadores y asesinos, Gavazzo y Silveira como voceros. La intolerable conducta de seis generales del Ejército que avalaron en los Tribunales de Honor la tortura y la desaparición. El aval y la irresponsable utilización electoralera de estos graves hechos por el ex comandante Guido Manini Ríos. Reitera su respaldo a la decisión del presidente de la República, compañero Tabaré Vázquez, de destituir a dos comandantes en Jefe del Ejército y cuatro generales, defendiendo la democracia. Expresa su preocupación ante la falta de compromiso democrático del Partido Nacional, el Partido Colorado y el Partido Independiente, que se negaron a votar las venias para destituir a cuatro generales. Ratifica en todos sus términos la denuncia penal presentada por el PCU contra Gavazzo por apología de la tortura. Estos hechos plantean también los retrasos de nuestros gobiernos del Frente Amplio en la lucha contra la impunidad, y en particular en la democratización de las Fuerzas Armadas, por eso es un paso muy importante la media sanción en Diputados de la Ley Orgánica Militar, que deroga un decreto de la dictadura, y es imprescindible su rápida aprobación en el Senado.
  7. Su rechazo a la provocación de las Cámaras Empresariales denunciando en la OIT a Uruguay y buscando colocarlo en una lista negra internacional, atacando la negociación colectiva y el derecho de huelga. Expresa una visión conservadora y reaccionaria de la sociedad, que quedó aún más clara en la propuesta presentada en estos días por la Confederación de Cámaras Empresariales, un sincericidio, que pone negro sobre blanco lo que, con razón, el PIT-CNT calificó como “utopía conservadora”.
  8. Su solidaridad con la lucha de las y los trabajadores del gas, enfrentando una provocación contra nuestro país de la trasnacional PETROBRAS, dirigida ahora por el gobierno ultraderechista de Bolsonaro. Esta lucha en defensa de la soberanía y de un servicio público tiene todo nuestro respaldo. Apoyamos las propuestas realizadas por nuestro gobierno y la búsqueda de una salida que resguarde a nuestro país, al servicio público y a los derechos de las y los trabajadores. La solidaridad del PCU es también con todas y todos los trabajadores en lucha.
  9. Su saludo a la movilización de nuestro pueblo en estos meses, con puntos altos y destacables en la visita de Angela Davis; en el acto por el 47 aniversario del asesinato de los 8 obreros comunistas de la 20; el acto en defensa de la democracia y contra la impunidad, convocado por el PIT-CNT, Madres y Familiares de Desaparecidos, CRYSOL, la FEUU, FUCAM y ONAJPU; los actos unitarios del Frente Amplio, del 26 de marzo en Paysandú y el 18 de Mayo en Melo; el 1° de Mayo más grande de los últimos años, en Montevideo y más de 30 actos todo el país; la enorme pueblada contra la impunidad del 20 de Mayo, bajo lluvia, en la capital y en 30 marchas, en los 19 departamentos y en el exterior; el paro del PIT-CNT en solidaridad con la lucha de las y los trabajadores del gas. La movilización popular es parte central para lograr una síntesis política a favor del pueblo en el enfrentamiento entre dos proyectos de país, el de soberanía, desarrollo productivo y profundización democrática y el de la restauración conservadora.
  10. Su compromiso para concentrar todos los esfuerzos en el objetivo central de la etapa: derrotar en Uruguay la contraofensiva del imperialismo y la restauración conservadora, con la conquista un cuarto gobierno nacional del Frente Amplio, con mayorías parlamentarias, y con un mayor peso del pueblo organizado, como requisito y garantía, de la profundización democrática y el proceso de cambios.
  11. Su valoración altamente positiva de la movilización política y electoral del Frente Amplio y de la precandidatura presidencial de Oscar Andrade. Por la precandidatura de Oscar se han realizado más de 700 actividades centrales de campaña, en todo el país y en Buenos Aires. Junto a todos los sectores y militantes frenteamplistas y sociales que acompañan la candidatura de Oscar, comprometemos un esfuerzo concentrado de las y los comunistas, con la 1001, en todo el país, para lograr una gran votación del FA, de Oscar y de la 1001, que proyecte a la perspectiva popular en las mejores condiciones hacia octubre. Es fundamental redoblar la militancia, dialogando con nuestro pueblo, haciendo balance histórico de los avances conquistados por la lucha popular y los gobiernos del Frente Amplio; polemizando ideológicamente con la derecha y su proyecto de restauración conservadora; y organizando pueblo para darle fuerza material al programa del Frente Amplio y sus propuestas transformadoras. Dos fechas adquieren especial relevancia y comprometemos nuestro esfuerzo hacia ellas: el acto final del Frente Amplio en Las Piedras, el 22 de junio y el acto de cierre de la campaña de Oscar, el 26 de junio en el Club Cordón.
  12. Quedan 29 días para las elecciones internas y nos separan 5 meses de las elecciones nacionales de octubre. Estamos en un momento clave de la disputa de los dos proyectos de país. Un momento de síntesis política e ideológica de nuestro pueblo. Para derrotar en Uruguay la restauración conservadora, debemos desplegar todas las fuerzas del movimiento popular, lograr un nuevo nivel de acumulación de fuerzas. Comprometemos nuestro esfuerzo para, con todo el movimiento popular, con el Frente Amplio, su unidad y su programa, con Oscar y la 1001, con un PCU y una UJC con más organización y más influencia en la realidad nacional, construir una nueva victoria popular. Uruguay puede más.

Montevideo 1 de junio de 2019
Comité Central
Partido Comunista de Uruguay

Fuente:

Partido Comunista de Uruguay

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.