15 | 10 | 2019

Sesión camaradas Ramón Peré, Faustino Rodríguez, Víctor Núñez, Walter Ergi.

El Comité Central del PCU reunido en el día de la fecha para evaluar los resultados de las elecciones internas del 30 de junio y trazar las principales líneas políticas hacia las elecciones nacionales de octubre declara:

Los resultados de las elecciones internas no se pueden evaluar correctamente si no se los coloca en el marco de lo ofensiva del imperialismo y las clases dominantes en el mundo, en el continente y en nuestro país para imponer un gigantesco ajuste sobre los pueblos, período que hemos caracterizado, y ratificamos, como de agudización de la lucha de clases.


Las elecciones del 30 de junio son internas partidarias, cualquier intento de proyectar mecánicamente sus resultados hacia octubre solo conducirían a un grave error. Lo que quedó resuelto definitivamente son las candidaturas presidenciales, todo el resto está abierto y comienza a decidirse en octubre. La principal conclusión política es que permiten dimensionar cabalmente el desafío que nuestro pueblo enfrenta en octubre, la radicalización de las clases dominantes, y de su expresión política, la derecha; y también, que aún no hemos logrado la síntesis política que permita organizar y movilizar el tamaño de pueblo necesario para derrotarla.

La resolución de las fórmulas presidenciales de las distintas fuerzas políticas explicita, con nitidez, los dos proyectos de país que se enfrentan en octubre. Por un lado, el de la restauración conservadora, con entrega de la soberanía, degradación democrática, recorte de derechos y ajuste sobre los salarios, las jubilaciones y las políticas sociales, expresado políticamente por un heterogéneo arco político que va desde el partido militar de Guido Manini Ríos; los devaluados Partido Independiente, de Pablo Mieres y Partido de la Gente de Edgardo Novick; el Partido Colorado, con Ernesto Talvi y el Partido Nacional, que encabeza este bloque restaurador, con la candidatura de Luis Lacalle Pou. Por otro lado, el proyecto de desarrollo productivo con profundización democrática, justicia social, más soberanía y más igualdad, encarnado por el Programa del Frente Amplio y las organizaciones del pueblo. Ese es el eje político fundamental hacia octubre: lograr que se expresen en el debate público con claridad los dos proyectos de país.

Los resultados obtenidos por el Frente Amplio deben mirarse autocríticamente, asumiendo las señales que marcan preocupación, pero sin dramatismo. Nuestro Frente Amplio tuvo menos votos que en junio de 2014. Creemos que sería un grave error político reducir a este número la campaña del Frente Amplio y lo logrado. La campaña unitaria realizada por Carolina Cosse, Oscar Andrade, Mario Bergara y Daniel Martínez preservó lo que es estratégico: la unidad de la izquierda en el Frente Amplio, vital para octubre, para todos los desafíos que se vienen y trascienden la elección. Valoramos muy positivamente la campaña desarrollada por el Frente Amplio en todo el país, por sus militantes, los cuatro actos unitarios, las barriadas y lo desplegado el día de la elección. El Frente Amplio salió de esta campaña mejor de lo que entró. Saludamos el triunfo del compañero Daniel Martínez y comprometemos nuestro esfuerzo, junto a todo el Frente Amplio, para lograr en octubre una victoria con mayorías parlamentarias. El compañero Daniel Martínez, como candidato presidencial electo, presentó su propuesta para completar la fórmula presidencial: la compañera Graciela Villar; una compañera de larga trayectoria militante en el movimiento sindical, social y en el propio Frente Amplio, que merece todo nuestro respeto y respaldo. El Frente Amplio tiene mecanismos democráticos para adoptar sus resoluciones, comprometemos nuestro esfuerzo para que, de ahora en adelante, se recorran, fortaleciendo la unidad y el despliegue político hacia octubre, por ello esta propuesta debe ser analizada y aprobada por el Plenario Nacional.

Hacemos un balance muy positivo de la campaña y de la candidatura de Oscar Andrade. Los casi 60 mil votos, casi 24% de los votos del Frente Amplio, expresan el impacto político logrado. Estamos convencidos que la candidatura de Oscar Andrade y su campaña aportaron a todo el Frente Amplio. Colocó los ejes en el enfrentamiento entre los dos proyectos de país, defendió el Programa del Frente Amplio; trabajó para recomponer el vínculo entre el Frente Amplio y los movimientos sociales, entusiasmó y movilizó y reivindicó el protagonismo popular organizado como componente central de la perspectiva transformadora. En torno a la candidatura de Oscar Andrade se constituyó un espacio de articulación política con varias listas frenteamplistas, independientes, militantes sociales, de la intelectualidad y la cultura. El desafío es proyectar esa acumulación política hacia octubre y más allá. Creemos que debe tener expresión hacia el Senado, con Oscar Andrade encabezando la 1001, pero abriendo un espacio con todas las listas que acompañaron su candidatura, todas las expresiones del Frente Amplio y del movimiento social que se sientan convocadas por estas ideas y esta práctica militante. Creemos que la candidatura de Oscar Andrade, también en octubre, implica un aporte a todo el Frente Amplio y fortalece la perspectiva popular.

La 1001 obtuvo una extraordinaria votación, duplicó los votos de junio de 2014, se transformó en la segunda lista más votada a nivel nacional y fue la que más creció en el Frente Amplio. Queremos agradecer la confianza depositada en la 1001 por miles de compañeras y compañeros y saludar el enorme esfuerzo militante desarrollado en todo el país. Esta votación implica una enorme responsabilidad con el Frente Amplio y con nuestro pueblo hacia octubre. La asumimos con orgullo y mucho compromiso. Oscar Andrade, la 1001, el PCU y la UJC realizarán, desde la próxima semana, una recorrida por todo el país para agradecer a la militancia y organizar la lucha hacia octubre.

La ofensiva restauradora también se expresó en la denuncia en la OIT de las organizaciones empresariales cuestionando la negociación colectiva, y muy duramente en el conflicto de Petrobras, los despidos en las curtiembres, la industria frigorífica y en otros sectores de actividad. Expresamos nuestra solidaridad con todas y todos los trabajadores en lucha.

Un elemento del enfrentamiento de los dos proyectos de país que adquiere enorme fuerza hacia octubre será el plebiscito sobre la reforma constitucional, promovida por Larrañaga, que contempla habilitar el allanamiento nocturno, la cadena perpetua y la militarización de la seguridad pública. Rechazamos esta propuesta regresiva, peligrosa para la democracia, impracticable y que ha fracasado en todo los lugares del mundo donde se aplicó. Expresamos nuestro apoyo a la campaña que comienza a desarrollar la Articulación Nacional contra la Reforma y nuestra solidaridad con el movimiento estudiantil que enfrenta la intención represiva de la derecha por expresar libremente su opinión al respecto.

Ratificamos que el objetivo central de la etapa es construir una victoria popular en octubre para derrotar en nuestro país la ofensiva restauradora neoliberal y abrir, con unidad y con lucha, caminos para avanzar en democracia. El eje político central es confrontar los dos proyectos de país y organizar, política y socialmente, a nuestro pueblo, para construir una nueva victoria popular: el cuarto gobierno nacional del Frente Amplio con mayorías parlamentarias. No hay ningún espacio para el derrotismo; la victoria popular depende de nosotros y nosotras, de la claridad política, de la audacia en abordar a nuestro pueblo, de organizar la esperanza y que esta se sintetice políticamente en el Frente Amplio. Precisamos poner en la cancha a todas las fuerzas del pueblo, políticas y sociales, ese es el tamaño del desafío que encaramos.

Enviamos un saludo sincero y emocionado a la militancia frenteamplista, a los Comité de Base, a las y los miles que militaron en la candidatura de Oscar Andrade, a los sectores e independientes que apoyaron su candidatura, a las y los militantes de la 1001, del PCU y la UJC; que se comieron la cancha. Ese compromiso y esa militancia son la clave para lograr multiplicar y organizar la esperanza en octubre y lograr una nueva victoria popular.

Sábado 6 de Julio de 2019
Comité Central
Partido Comunista de Uruguay

Fuente:

Partido Comunista de Uruguay

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.