Domingo, 24. Septiembre 2017

Foto: Patricia Martínez / MPPREFoto: Patricia Martínez / MPPRE»Si algo puede hacer la comunidad internacional, la Unión Europea o Alemania es respetar la soberanía venezolana«, así se pronunció el Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, este miércoles luego de hacer entrega de una Nota de Protesta severa al Embajador de la República Federal Alemana, Stefan Andreas Herzberg, en respuesta a las opiniones emitidas por el portavoz del Ejecutivo de ese país.

En tal sentido, Arreaza explicó que con dichas declaraciones se ha cometido una »violación de todos los principios del derecho internacional más elementales como es la no intromisión a los asuntos internos de los Estados, el respeto a su soberanía y la no injerencia«.

Así mismo, sentenció que »Venezuela tiene sus instituciones, tiene su funcionamiento democrático en marcha y ningún país del mundo, ni Estados Unidos, ni ningún país de la Unión Europea tiene absolutamente ninguna responsabilidad, ni derecho a inmiscuirse en los asuntos internos«.

Constituyente pacificadora

El Canciller venezolano remarcó el efecto pacificador de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que ha dejado al país en una situación distinta: »Lo que ha hecho es neutralizar la violencia, pacificar al país. Desde el 31 de julio nuestro país está en calma, la oposición política venezolana desistió de su estrategia violenta (que no dejó si no muerte, destrucción, dolor, lágrimas en el pueblo venezolano) tras la abrumadora cantidad de venezolanos y venezolanos que salieron a votar el día 30 de julio.«

Del mismo modo, indicó que posterior a la ANC, la derecha venezolana se ha encauzado por el camino de la democracia y han inscrito a sus candidatos y candidatas para las elecciones regionales de Gobernadores y Gobernadoras que se realizarán en el próximo mes de octubre. Exhortó al Gobierno alemán a reconocer que las cosas en Venezuela han vuelto a su orden institucional, así como a condenar a los responsables de la violencia política y a propiciar el diálogo. También señaló que existen muchos temas de la agenda bilateral que se pueden retomar.

Inadmisible subordinación imperialista

»La subordinación a la política exterior de los Estados Unidos por parte de esos países es inadmisible, ojalá haya una reflexión y podamos trabajar en conjunto«, aseveró con relación a la parcializada posición que han adoptado en relación a las amenazas de EE UU contra la Patria de Bolívar.

Por otra parte, hizo un llamado a los amigos y gobiernos del mundo a respetar la soberanía de Venezuela y rechazar las amenazas de uso de la fuerza militar por parte de Estados Unidos; al tiempo que agradeció a todos los países de América que se han pronunciado en contra de dichas amenazas injerencistas, al igual que la República Popular China y a la Federación Rusa, por su apoyo manifestado.

Finalmente, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores venezolano expresó su esperanza de llevar a cabo la Cumbre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) para dar el debate, no sólo sobre Venezuela, si no sobre la tolerancia política necesaria en los mecanismos de integración regional, así como dirimir cualquier diferencia que haya y seguir trabajando en conjunto.

Fuente: MPPRE / RedGlobe

Real time web analytics, Heat map tracking
Ähnliche Beiträge

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.