16 | 10 | 2019

La Federación Sindical Mundial, que representa más de 95 millones de trabajadores en 130 países, expresa su solidaridad internacionalista con el pueblo de Afganistán.

La sequía persistente en Afganistán se empeoró, debido a la carencia de precipitaciones a finales de 2017 y 2018. La inseguridad alimentaria y la escasez de agua aumentan los ya altos niveles de malnutrición entre niños. Se estima que los niños afectados son más de 500.000 mil y 3 millones de personas viven en condiciones de inseguridad de alimentos.

Las dificultades de la sequía se suman a los crímenes imperialistas, creados por las intervenciones y los planes de los estados imperialistas en el país. El pueblo de Afganistán sufre de los países capitalistas, que quieren robar la riqueza del país y convertir Afganistán en una base militar para satisfacer sus planes geostratégicos. Ha sido comprobado, sin duda alguna, que los planes imperialistas en la zona se oponen a los intereses del pueblo de Afganistán.

La condición inhumana que se ha impuesto durante años por el imperialismo, junto con la sequía,  ha creado terribles condiciones de vida para la gente del país. Incluso se ha informado de que, por lo menos, 161 niños se han vendido durante los últimos meses, porque sus padres son incapaces de pagar sus deudas.

La Federación Sindical Mundial está al lado del estrato popular, expresando su solidaridad y exigiendo la finalización de las intervenciones en el país.

El Secretariado.

Fuente:

Federación Sindical Mundial

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.