Jueves, 17. Agosto 2017

Partido Comunista de TurquiaLos enemigos del pueblo sirio continúan atacando a este país al cual han estado atormentando con bandas yihadistas y redes terroristas internacionales. El consorcio de medios imperialistas y agentes pro-sharia fabricó un escenario de armas químicas en Idlib y fabricó así un pretexto para el ataque con misiles de Estados Unidos.

Advertimos a Erdoğan: Vamos a hacerte rendir cuenta para la jihad que pretendes librar con misiles estadounidenses. ¡No! No te atrevas a añadir otros crímenes a los que ya has cometido y a involucrar a este país en tu propia devastación.

Cuando las bandas yihadistas que armaron y desataron contra el pueblo sirio se quedaron sin aliento, hicieron un giro de 180 grados e fabricaron el pretexto de luchar contra el Estado Islámico. Los EE.UU., las fuerzas pro-Erdoğan, Israel ... Los enemigos de Siria inventaron esta vez la mentira de la lucha contra el "terror islámico" en busca de desmantelar a Siria y tomar su porción en el país.

En definitiva lo que hicieron de nuevo fue proteger a las pandillas yihadistas.

El escenario de ataque químico en Idlib es fabricado por aquellos que se dieron cuenta de que la situación en Siria se ha vuelto contra las fuerzas que apoyaban. Esta es una mala repetición del juego que intentaron jugar en el verano de 2013 que finalmente fracasó.

El último ataque con misiles norteamericanos no es una reacción a los recientes acontecimientos en Idlib. Hicieron preparativos especiales para estos ataques con misiles y crearon una excusa con las imágenes que sirvieron a los medios de comunicación del mundo. Esas imágenes son los preparativos de la campaña mediática que anunciaron "por error" el día anterior.

El desesperado Erdoğan intenta una vez más sacar de la situación una tarea para sí mismo. Erdoğan es el principal enemigo del pueblo sirio. Él es el principal perpetrador de las masacres, las muertes infantiles y todas las agonías de las cuales sufrió el pueblo de Siria.

Si Erdoğan cree que podrá retrasar su inevitable fin gracias a esta sangrienta aventura en Siria, está equivocado. La consecuencia probable de tal intento sería lanzar este país al fuego para salvarse a sí mismo.

Llamamos la atención de nuestro pueblo al hecho de que Erdoğan unió su destino una vez más con el del gobierno sionista israelita, la fuerza más oscura de la región. El camino que partió con su show de "un minuto" terminó de nuevo en el mismo coro con Israel.

El acontecimiento reciente es un juego de poder sangriento por parte de los Estados Unidos. El gobierno norteamericano puede dar la bienvenida a la voluntad de Erdoğan de participar en este sangriento juego. Lo que determinará hasta dónde pueden llegar los enemigos del pueblo sirio es el muro que será erigido por los pueblos contra la agresión estadounidense.

El imperialismo no ofrece un futuro para la humanidad porque su propio futuro es oscuro. Es obvio que el sistema mundial basado en la explotación y la opresión está sufriendo de una crisis multidimensional. En esta crisis, las hostilidades de los centros imperialistas contra los pueblos se acompañan de conflictos y confrontaciones entre los mismos centros. El éxito de los que se oponen a este sistema sucio determinará si estos conflictos se convertirán en una crisis de la humanidad.

Declaramos: Ni siquiera pienses en ello. Ya no hay posibilidad de un "final feliz" para la pandilla en el gobierno. No dejes que tu final venidero conduzca a un desastre que envuelve el país.

Llamamos a nuestro pueblo: Silencien a los belicistas. Conozcan a los enemigos del pueblo sirio; son enemigos de todos los pueblos del Medio Oriente. No dejen que el país sea empujado a aventuras sangrientas y no alienten a aquellos que intentan hacer eso.

Ya la votación "No" en el 16 de abril es mucho más significativa. Decimos No, también para acabar con juegos sangrientos!

Partido Comunista de Turquía

Comité central

Fuente: TKP / RedGlobe

Real time web analytics, Heat map tracking
Ähnliche Beiträge

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.